Equipo de Salimar S.L. Sailing Team

Los regatistas Rubén Cristos y Ana Santirso

El próximo sábado 24 de marzo, se celebra en Sanxenxo la primera prueba calificatoria de vela en la categoría Vaurien para formar el equipo gallego. En ella participará el equipo Salimar S.L. Sailing Team, formado por el patrón Rubén Cristos de 21 años y la tripulante Ana Santirso de 18.

Salimar tiene un gran compromiso con el mar, fuente natural que proporciona los recursos que procesamos  y comercializamos. Un compromiso que también queremos demostrar y adquirir con estos dos jóvenes que luchan y tratan de compaginar sus estudios con su gran pasión, la vela. Estamos en época de crisis, sin embargo, consideramos que siempre es un buen momento para apostar por un deporte como este y por todos los valores que lleva asociados: deportividad, esfuerzo, sacrificio, competitividad… Aquí os presentamos al equipo formado por dos jóvenes universitarios unos días antes de que se “bauticen” en su primera regata juntos navegando bajo nuestro patrocinio.


¿En qué consiste la prueba en la que váis a participar el próximo sábado?

Ana Santirso (AS): Es una de las primeras pruebas clasificatorias para formar el equipo gallego y se celebrará los próximos sábado y domingo. Creo que, a nivel gallego, tenemos muchas posibilidades de estar ahí en el equipo.

¿Cómo comenzásteis a interesaros por la vela?

AS: Empecé un poco a interesarme por la vela por mis amigas, ya que navegaban. Me empezó a gustar más competir en serio, tener un barco… y aquí sigo desde los 12 años que empecé.

Rubén Cristos (RC): Empecé desde pequeño, mi padre también navegó desde siempre, y yo prácticamente llevo su carrera. Navegaba también en Windsurf y fue a los 14 años más o menos cuando decidí meterme en vela ligera en Vaurien.

 

¿Cuál es vuestra trayectoria en este deporte y a qué campeonatos acudiréis?

AS: Desde hace 5 años pertenezco al equipo gallego y desde hace 3 al español. Este año tenemos pensado participar en los campeonatos a nivel nacional y luego en verano irnos al campeonato del mundo que es en Francia.

RC: A nivel internacional vamos a intentar competir en el campeonato Ibérico, que al final resulta que es en Vigo. El nivel está muy alto pero de todas formas creemos que podremos hacer algo para hacernos notar. También tenemos la suerte de que aquí en Vigo están prácticamente los tres mejores barcos que están navegando ahora mismo a nivel de España, entonces tenemos la suerte de poder entrenar con buen nivel. Y la verdad es que hemos estado saliendo y hemos estado a la altura, incluso les hemos ganado en ocasiones.

¿Después de vuestra cita este fin de semana en Sanxenxo, cuál será la siguiente?

La Copa de España que será del 29 de marzo al 1 de abril. El año pasado en la Copa hubo alrededor de 40 barcos navegando y estuvo bastante bien, la verdad es que se contó con muy buen viento y fue en Sanxenxo. Ese año Rubén quedó en séptimo lugar y yo en primer lugar en la categoría femenina.

Es la primera vez que estáis patrocinados por Salimar, ¿Cómo está resultando la experiencia?

RC: Fenomenal

AS: Estamos más que agradecidos con Salimar, porque hoy en día es muy difícil  que te den ayudas, porque en las federaciones cada vez hay menos dinero con la crisis, y con lo poco que ellos pueden darte normalmente no te llega, porque las inscripciones valen dinero para los campeonatos. A la hora de desplazarse hay veces que los campeonatos de todas las clases coinciden y las federaciones únicamente tienen una furgoneta… por lo que hay que repartirse, y si no te toca tienes que buscarte tu forma de ir. De manera que toda ayuda es buena.

RC: Y sobre todo esta que nos está ofreciendo Salimar porque ahora mismo es un momento en el que la gente ya no es que quiera o no quiera apoyar, es que no puede. Y a pesar de que tanto Clubs como federaciones intentan hacer lo mejor que pueden con los recursos que cuentan, toda ayuda se agradece.

AS: Otra cosa importante que hay que decir es que si Salimar no nos hubiese ayudado no hubiésemos podido ir a Valencia, por ejemplo; y al mundial posiblemente, tampoco.

¿Habéis notado si la crisis afecta al patrocinio?

AS: Hace unos años cuando más o menos empecé a meterme en los equipos de las Federaciones ibas con los gastos completamente pagados y no tenías ni que pensar en el viaje porque ellos te lo organizaban. Ahora es totalmente diferente, tú te organizas tu viaje e intentas que te salga lo más económico posible. Había muchísimas más empresas interesadas y ahora cada vez poco a poco se ha ido dejando de dar dinero y, bueno, ahora parece que con Salimar, con esta ayuda, nosotros podemos ir, pero hay mucha gente que se tiene que quedar o para la que realmente supone un gran esfuerzo ir a la regata.

¿Cómo lleváis el compaginar esta pasión para vosotros como es la  vela con otros estudios?

AS:Es muy difícil porque esto te requiere muchísimo tiempo, si tienes que salir a entrenar o tienes que arreglar el barco… y no es un día sino son todo el sábado y todo el domingo. Además, durante la semana tienes que hacer un poco de ejercicio físico en el gimnasio para estar preparada para las regatas tanto metal como físicamente.

¿Qué es lo que más te apasiona de este deporte?

AS: Lo que más me gusta es que he hecho muy buenos amigos. Para mí, mi vida es estudiar y entrenar, y es lo que más me gusta. Para mí navegar es un desahogo, y también he ganado independencia. Desde los 14 años me he acostumbrado a viajar sin la compañía de mis padres y por decirlo así, he madurado un poco antes, y eso me gusta. También me gusta tener un barco y sentirme responsable de él; y luego que mis triunfos son porque me los he ganado yo; y sobre todo porque me gusta, me gusta aprender me parece un deporte muy bonito, muy sano y me ha aportado muchas cosas buenas.

RC: A mí me ha aportado desde horas de diversión en el agua, horas de sacrificio, hasta relación con amigos muy buenos. Se da la casualidad que a mis mejores amigos los encontré aquí en la vela, navegan en la misma clase que yo, y la verdad que cada vez que sales al agua te olvidas de todo lo que pueda pasar en tierra. Si tienes algún problema sales al agua y navegas, es una sensación muy bonita de libertad  y es muy agradable navegar. En las regatas además estás concentrado en la regata y haces las cosas y te salen bien, o incluso te salen mal  pero es como una táctica una estrategia que sigues, no sé es muy bonito. A mí es que me encanta navegar la verdad y no lo cambio por nada en la vida.

Desde aquí os damos mucho ánimo y todo nuestro apoyo para que el próximo fin de semana obtengáis un buen resultado en la prueba calificatoria.